Credo


DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS

Sección 1 – Creemos en Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Sección 2 – Creemos que Jesucristo se hizo hombre, murió crucificado, r’esu-^

citó de entre los muertos al tercer día, ascendió al cielo y está sentado.a

la diestra de su Padre y vendrá a juzgar a los vivos y a los rauertos.

Sección 3 – Creemos en el arrebatamiento de los santos en gloria como suceso

que precederá a la Segunda Venida de Cristo.

Sección 4 – Créanos que el paraíso es lugar de reposo de las almas que mueren

en el Señor; que el infierno es lugar donde las almas de los ímpios moran hasta

el día en que serán juzgados para perdición y que el lago de fuego es la

muerte segunda. Mateo 25:46; Lucas 23:43 y Apocalipsis 20:14-15.

Sección 5 – Creemos en dos resurrecciones:

a- la de los justos según Daniel 12:2, Juan 5:28-29 Hechos 24:15 y Apocalipsis 20:5-6.

b- la de los injustos según Daniel 12:2, Hechos 24:14 Apocalipsis 20:4 y 13-14 y Apocalipsis 21:8

Sección 6 – Creemos que el Gran Acontecimiento del Milenio, Era de Paz y Prosperidad, será en la Tierra conforme a la palabra profética del Señor. Apocalipsis 20:2

Sección 7 – Creemos en la infalibilidad de la Biblia, pues, ha sido divi­namente inspirada. 2 Timoteo 3:16-17.

Sección 8 – Creemos en la regeneración del ser humano como condición para entrar en relación con Dios. San Juan 3:3

Sección 9 – Creemos en la justificación del creyente por la fe en Nuestro Señor Jesucristo para entrar al reino de Dios. Romanos 5:1

Sección 10 – Creemos que la fe es indispensable en la vida cristiana, pues sin fe es imposible agradar a Dios. Hebreos 11:6.

Sección 11 – Creemos en el culto de adoración a Dios con toda reverencia. Romanos 14:11 y San Juan 4:22,24.

Sección 12 – Creemos que la oración en el nombre del Señor Jesucristo es el medio de comunicación entre Dios y el hombre. Ira. Timoteo 2:5 y San Juan 14:13-14.

Sección 13 – Creemos que María, madre de Nuestro Señor Jesucristo, fue mo­delo de virtud y madre ejemplar y no debe rendírsele culto. Lucas 1:46-47 y Hechos 1:14.

Sección 14 – Creemos que ía cruz es tipo de las persecuciones del cristiano. Mateo 16:24.

Sección 15 – Creemos que el día domingo es el día del Señor, puesto que Nues­tro Señor Jesucristo resucitó de los muertos el primer día de la semana. Ira. Corintios 16:2.

.-Sección 16 – Creemos en el derramamiento del Espíritu Santo sobre los creyen­tes del Señor Jesucristo tal como sucedió en el Día de Pentecostés. Hechos 2:1-4 Sección 17 – Creemos en el bautismo del Espíritu Santo y sus dones. Hechos 1:5. 2:39 y Ira. Corintios 12.

Sección 18 – Creemos en el poder del Espíritu Santo para vencer los tres (3) enemigos del alma: el diablo, el mundo y la carne.

Sección 19 – Creemos en la Sanidad Divina, pues la oración de fe sanará al enfermo. Santiago 5:14-15.

Sección 20 – Creemos que la iglesia como cuerpo de Cristo, debe estar organi­zada y regida por presbíteros, diversidad de ministerios y diáconos constitui­dos para estos efectos. Efesios 4:11,12.

Sección 21 – Créenos que la profecía es uno de los dones supremos del Espíritu Santo. Ira. Corintios 14:1.

Sección 22 – Creemos que el bautismo en agua .por inmersión es símbolo de iden­tificación en la muerte y sepultura de’nuestro Señor Jesucristo. Romanos 6:3-6

Sección 23 – Creemos que la Santa Cena es símbolo del sacrificio de’Cristo en la cruz del calvario; expresión simbólica de nuestra participación e identi­ficación de la Divina Naturaleza de Nuestro Señor Jesucristo; un recuerdo de su pasión y muerte; y una profecía de su segundo advenimiento. Ira. Corintios 11:23-26.

Sección 24 – Creemos que es un deber separar la décima parte (diezmo) que cor­responde a Dios. Malaquías 3:10 y Hebreos 7:4-9.

Sección 25 – Creemos que el ayuno y la oración son medios de consagración. Hechos 13:2 y Joel 2:11-12.

Sección 26 – Creemos en la solemnidad del matrimonio. Génesis 2:24. Sección 27 – Creemos que los niños deben ser presentados o dedicados al Señor. Mateo 19:13-15, San Lucas 2:22.

Sección 28 – Créenos en la obediencia a las autoridades terrenales supe­riores; siempre que no conflijan con nuestros principios cristianos. La Biblia enseña “no matarás”, amar al prójimo como a nosotros mismos y no vengamos, pues: “mía es la venganza”, dice Dios – “Yo pagaré”. Nos de­claramos prestos y libres para servir a la patria alegremente en servicio “no combatiente”. Ira. Pedro 2:13,14, Romanos 12:19 y Hebreos 10:30.

Share

Recent Posts